Categorías
Críticas

Harto de obedecer: Poder Fantasma – Canciones para el Siglo XXI (2020) – Crítica Musical

Por: JOAQUÍN TORRES

En medio del envolvente y a ratos fastidioso calor propio del albor de cada año en el hemisferio sur, fue que asistí a una de las últimas actividades ejecutadas normalmente antes de la irrupción de la pandemia, la cual nos sigue azotando gracias a un manejo sumamente ineficaz. Fue en la Casa Turquesa, un sábado de enero de 2020, con la actuación de cuatro connotadas bandas del circuito independiente nacional, como lo son Fonosida, Perrogato, Déjenme dormir, y quien nos convoca hoy: Poder Fantasma.

Ya en una coyuntura profundamente distinta, cerca de nueve meses después de aquella tocata, la fantasmagórica banda publicó su segundo larga duración titulado sagazmente “Canciones para el siglo XXI“. Este lanzamiento sucede a un EP homónimo lanzado en 2015 y a su primer LP, “Todo lo que quiero decir es lo que no quieren escuchar“, constituyéndose como una de las mejores y más prometedoras bandas de la escena nacional. Como podemos observar únicamente desde los títulos, Francisco y sus compañeros poseen una gran capacidad a la hora de crear frases punzantes y certeras. Veremos si eso se plasma en este nuevo álbum.

De inmediato podemos notar una característica que ya poseía Poder Fantasma en producciones anteriores: el lirismo político. Sin embargo, anteriormente las letras personales y las políticas estaban repartidas más equitativamente, en tanto que en esta ocasión lo político rebasa de forma profusa a cualquier tipo de temática asociada a una experiencia personal. Aún así, lo personal es concomitante a lo político en varias letras desarrolladas con gran habilidad, teniendo como casos emblemáticos a “Lo que esconde tu corazón“, “Canción para el siglo XXI” y “Todxs me caen mal“.

Temas como la desobediencia, la desconfianza hacia lo que la sociedad determina que está bien, o la invitación a cuestionar todo lo que emana desde la clase política, se toman la palestra en “Canciones para el siglo XXI“. En general, todo se hace desde una perspectiva muy agresiva, elocuente y honesta en exceso, a tal punto que pareciera que al auditor se le anima fervorosamente a transformarse en un subversivo, cosa que alcanza sus puntos más álgidos en dos tracks geniales como “Obedecer” y “Robemos al supermercado“. A pesar de alcanzar un gran nivel, siento que en ocasiones lo rebelde alcanza puntos medianamente forzados, pero esos momentos suelen ser demasiado escasos a lo largo del disco.

Asimismo, se destaca la irrupción vocal de la multinstrumentista Katherine, quien en ciertas canciones se dedica a hacer de voz secundaria, mientras que en otros tracks derechamente ocupa un papel principal. Justamente, es en el single “Todxs me caen mal” donde más protagonismo tiene Katherine, lo que además de entregar nuevos tintes sonoros y ofrecer nuevas propuestas en cuanto a la formación de la banda, abre un nuevo flanco en relación a las temáticas tratadas dentro de las canciones. En concordancia con la propuesta política de Poder Fantasma, notamos ciertos esbozos y acercamientos en torno al feminismo dentro de la canción anteriormente nombrada, cuestión que podría desarrollarse más largamente en una futura producción.

Todo lo dicho en los párrafos anteriores está acompañado por una instrumentación muy pegajosa y que, al igual que la configuración lírica, demuestran una buena evolución. Siguiendo esa línea, la simpleza de riffs con un par de notas, las fórmulas pop y los coros melódicamente contagiosos y recordables son preponderantes, alcanzando un gran nivel de desarrollo en temas como “Obedecer“, “Nada es real” y “Robemos al supermercado“. Destaca a su vez la orientación más bailable que aparece en distintas canciones, erigiéndose como algo bastante valorable y, por qué no, chistoso, teniendo en cuenta la fiereza lírica de las canciones. Que un coro diga, por ejemplo, “robemos un vino en el supermercado / porque ellos tienen stock ilimitado“, no está ni cerca de ser un impedimento para querer bailar.

En sí, cada canción nos presenta un universo musical ligado a una tendencia futurista, la cual en ocasiones adquiere tintes melancólicos; en otras, más bien hay colores efusivos y explosivos; y también algo más apocalíptico y siniestro. Los sintetizadores, como era de esperarse, ocupan un rol protagónico dentro del álbum, aunque a veces ceden cierto terreno para el tímido avance de guitarras, tanto acústicas como eléctricas, las cuales aparecen esporádicamente ejecutando algunos arpegios como en “Nada es real“, o algunos riffs más pequeñitos, como en “Canción para el siglo XXI“. Pero sin duda donde las guitarras más lucen es en la sección final de “Kin“, sacando a relucir las distintas armas que posee Poder Fantasma a la hora de crear un nuevo disco.

El álbum es de una calidad notable hasta la séptima canción. Desde el primer segundo del LP hasta los últimos suspiros del séptimo track, “Canciones para el siglo XXI” avasalla ferozmente todo lo que se le cruce. Quizá puede ser un arma de doble filo, teniendo en cuenta que, a mi juicio, las últimas tres canciones no alcanzan ese gran nivel de sus antecesoras. No es que la triada final sea mala, en absoluto, pues me parecen buenas canciones, pero se empequeñecen ante el resto. Del mismo modo, me parece que “Una mentira es como la punta de un alfiler” pudo haber tenido un desarrollo muchísimo mejor, ya que el concepto y la canción en sí prometían bastante, pero la constante repetición de la idea principal creo que es una decisión que queda corta frente a las posibilidades que se presentaban.

En conclusión, “Canciones para el siglo XXI” se posiciona como uno de los mejores lanzamientos chilenos del año 2020. Su energía, innovación y destreza en el desempeño creativo, elevan poderosamente una trayectoria que aún está en construcción. Por más que hayan ciertas cosas que no me terminen de convencer como la cierta fatiga que observo en los últimos tres temas, o en cuanto a la producción del sonido, donde considero a este muchas veces más opaco de lo que debería ser, nada termina por oscurecer la prácticamente impecable actuación de Poder Fantasma. Espero pronto estar de nuevo en alguna de sus actuaciones en vivo disfrutando canciones de una banda que promete muchísimo, y a la cual le queda bastante por entregar.

8/10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s